DEPORTES

Gabriel Ochoa Uribe abrió el camino para los técnicos colombianos

Así fueron los primeros tiempos del entrenador más ganador que ha tenido el fútbol colombiano. Ganar siempre fue lo único. ¿A qué jugamos?, nueva entrega.

Gabriel Ochoa Uribe era uno de los dos colombianos del Millonarios de El Dorado. Fue suplente de Julio Cozzi, “el arquero del siglo”. / Archivo El Espectador
Foto: Gabriel Ochoa
Diciembre de 1972, todavía no había campeón. Faltaba el triangular final entre Millonarios, Deportivo Cali y Júnior. Todos se fueron de vacaciones, los extranjeros regresaron a sus países. Pero Gabriel Ochoa Uribe se metió a la oficina de Ignacio Klein, presidente de Millonarios, y le hizo una exigencia. “Necesito que nos mande a todos para San Andrés”.

Y así, el plantel, con sus familias, se fue a la playa a pasar las vacaciones. Todos estaban en el mismo hotel. Almorzaban juntos, cenaban juntos, jugaban dominó juntos. Y Gabriel Ochoa, en compañía de Cecilia Perea, su esposa, fortaleció el aura del plantel para salir campeón.

redaccion el espectador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba